Hoy conmemoramos el 91 Aniversario de Carabineros de Chile, desde Xcom humildemente, hacemos llegar un afectuoso saludo a esta noble institución, creada el 27 de Abril de 1927, por el entonces Vicepresidente de Chile Don Carlos Ibáñez del Campo, oportunidad en que se fusionan las Policías Fiscales y Comunales, de carácter urbano, con el Cuerpo de Carabineros del Ejército.

Hacemos referencia al compromiso que estos oficiales han mantenido con su prójimo en el tiempo, haciendo propio el lema institucional “Orden y Patria”. Hombres y mujeres carabineros han trabajado a través de la historia sin límites de horario, arriesgando sus vidas y muchas veces sacrificando a sus propias familias por cumplir con aquella labor que eligieron motivados por una gran vocación de servicio público.

Agradecemos hoy la faena que realizan día a día con ejemplar entrega y dedicación, expresando a cada uno de sus integrantes, nuestras más sinceras felicitaciones, reconocimiento y admiración, destacando los valores que les inspiran, tales como; la valentía, la responsabilidad y la abnegación de sus funcionarios en el desarrollo de su misión, con el fin de brindar protección y seguridad.

Hoy más que nunca nos parece oportuno y necesario, manifestar nuestro respeto y apoyo sin olvidar a los que hacen soberanía en los más apartados lugares de nuestra geografía, llevando la presencia del Estado a todos los rincones del país y a través de toda nuestra extensa frontera.

Al concluir nuestro saludo Compartimos una anécdota ocurrida hace 64 años atrás en la Cuarta Región. El 27 de septiembre del año 1954, pasadas las 18:30 horas el Cabo Primero Ricardo Huerta y el Carabinero Francisco Barraza, se informaron que cerca del Retén Pisco Elqui, en el fundo “El Ajial”, se encontraba nuestra insigne poetisa, Premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral, rápidamente se desplazaron hasta el lugar, con la intención de entrevistarla. Ella accedió a recibirlos con particular curiosidad y mientras entablaban una amena charla, Gabriela les habría solicitado la libreta de patrullaje, en la que dejó estampado un sentido verso que decía lo siguiente:

“Gracias a los que velan desvelándose. Ustedes son, sin saberlo, los guardianes de nuestro sueño y la conciencia de la ciudad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *