Una consola de videojuegos puede ser un elemento grandioso para un niño o un joven. Incluso en los últimos tiempos hemos visto que los adultos se han apoderado de la práctica que estaba dirigida a otro tipo de público. Esto ha permitido un incremento en el mercado de esta área, lo que ha aumentado los costos de los productos.

Siendo entonces tan costosa una consola de videojuegos es imprescindible mantener en buen estado los mismos para que tengan gran duración y podamos usarlos de forma eficiente. Dichos cuidados no sólo van desde mantener limpia la consola, sino además manipularla correctamente y utilizar los juegos correctos que no dañen ningún elemento interno del aparato.

Si deseas conocer algunos consejos prácticos para extender la vida de tu consola no dejes de leer estas recomendaciones que te dejamos.

La consola de videojuego debe tener su espacio

Es importante que al colocar la consola en algún lugar de la casa ésta deba tener un espacio suficiente y no estar amontonada con otros aparatos electrónicos. Esto se debe a que internamente la consola tiene un ventilador que dispersa el calor del dispositivo haciendo que sus partes no se recalienten.

Si el aparato se encuentra en un espacio muy reducido o junto con otros equipos electrónicos, esto hará que el ventilador no funcione bien ocasionando sobrecalentamiento y hasta el daño de uno de los dispositivos de la consola por no enfriarse debidamente.

Recuerda en caso de que la consola se sobrecaliente, debes chequear si el área de escape de aire está bloqueada o si el ventilador del aparato no está funcionando de manera adecuada.

Evita el polvo y la suciedad

Recuerda que todo aparato está compuesto por piezas internas que pueden sufrir daños por la suciedad. Es por ello que tienes que estar muy atento a su limpieza superficial para que no se introduzca polvo dentro. Las nuevas consolas sacadas al mercado son realmente delicadas lo que hace preciso un mayor cuidado y una limpieza más constante.

Para retirar el sucio de tu consola, se recomienda utilizar un paño seco y suave, frotarlo por la superficie de la consola hasta retirar todo el polvo de la misma. Tiene que tener mucho cuidado con no maltratar el aparato o hacerlo caer mientras realiza la limpieza.

Ten cuidado con los cables.

Una de las mayores fallas que pueden presentar las consolas de videojuego son el uso inadecuado de los cables o la ruptura de los mismos por mala manipulación. Mantener en buen estado los cables es fundamental para tu consola, dado que de ello depende la conexión de la electricidad, el video el sonido que se genera.

Los cables terminan siendo piezas más delicadas que la misma consola. Internamente si se dañan no tiene reparación por lo que se deberán cambiar. Para su cuidado debemos conectarlos y desconectarlo de manera apropiada siempre por el lado del conector y nunca por el cable directamente.

Igualmente una vez que dejemos de utilizar la consola, lo más apropiado es ordenándolos haciendo un entramado en forma de ocho y colocando una liga para que no se dispersen. Se recomienda además etiquetar los cables de tal modo que no haya confusión al utilizarlo.

Apaga el equipo luego de usarlo

A pesar de que creas que el aparato tiene capacidad para funcionar las 24 horas de día en realidad no es así. Cada consola tiene un tiempo de duración y el mismo se determina por la cantidad de horas uso o en suspensión que tenga.

El proceso de apagado y encendido de la consola debe realizarse de manera correcta siguiendo los procedimientos y no hacerlo desde el enchufe. Muchas veces por flojera o porque no queremos esperar que la consola culmine todos sus procesos, desconectamos directamente el cable de electricidad, esto no solo le ocasionará un problema a la consola sino además al cable de corriente.

Todas las consolas necesitan pasar por un proceso de apagado para evitar cualquier inconveniente en el software.

Recuerda utilizar discos limpios y originales

Mantener la consola en buen estado no lo solo basta para preservar su tiempo de vida, también es importante saber que cualquier videojuego que le coloquemos también puede causarle algún tipo de daño si no es el correcto o se encuentra sucio.

Los discos o videojuegos pueden causar un daño a los cabezales de lectura de la consola, de forma tal que no podrán utilizar la misma nuevamente. Si deseas cuidar realmente el aparato deberás limpiar el disco antes de su colocación en la consola,  lo más importante nunca deberás dejarlo mucho tiempo dentro del equipo.

Igualmente al colocar los discos en la consola deberás tener cuidado al colocarlo de tal manera que no toques el lente, pues ocasionarás que el mismo no se lea de manera adecuada. El lente de una consola es una pieza vital que se encuentra en la ranura de entrada del disco.

Nunca intentes reparar la consola tu mismo

Una de las grandes equivocaciones que procedemos hacer cuando la consola de juego presenta algunos problemas es intentar repararla con nuestras propias manos. Esto es un gran error que nos puede costar no solo la consola sino también hacernos daños.

Sucede que al abrir una consola de videojuegos estamos dañando el sello de garantía que tienen todos los equipos originales. Tan solo al quitar los tornillos y levantar la tapa estamos violando las condiciones del contrato de compra lo que no permitirá ni cambios, ni devolución, ni reparación en centros autorizado.

Es por ello que en caso que se presente algún inconveniente con la consola lo ideal es que lo traigas para que nuestros expertos realicen la pre-revisión gratuita y saber con exactitud la falla que tiene.

Ten en cuenta que todos estos consejos te permitirán conservar tu consola por mucho tiempo, dándole más vida y permitiendo que disfrutes cada vez más de tus videojuegos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *